MENU

Ese gran poder llamado creatividad

Todos llevamos dentro un gran poder, ese que se encuentra en el libre albedrío, el poder de crear nuestras propias circunstancias, y en aquellas que nos son dadas, tenemos el poder de elegir la forma de reaccionar ante ellas.

Y si me aceptas un consejo, te digo que siempre elijas la opción del amor, que es la elección más respetable, y la que te creará más paz y armonía en tu vida. ¿Y de qué se trata la vida si no?…

Siempre me he interesado por el sentido de la vida, no lo voy a negar. Cuando era pequeña y me tumbaba en el suelo durante las noches de verano, contemplaba las estrellas hipnotizada por el espectáculo que tenía enfrente. Me veía demasiado pequeña en medio de tanta infinitud y casi me perdía en ese cielo negro imaginando escenas imposibles. Más tarde aprendí a ver el espectáculo en muchas otras situaciones, en tantas otras en las que desgraciadamente sí que realmente me perdí. Mi juventud pasaba, y algo no iba bien… aquel espectáculo de estrellas se fue apagando, y mi autoestima también.

Pero fue allí donde apareció la creatividad. Tenía dos opciones: o quedarme quieta y desfallecer en medio de las arenas movedizas de la vida, o empezar a correr medio saltando medio volando… Y efectivamente, elegí avanzar, quizás también equivocarme, tropezar y caer, y más que avanzar fué escalar… Trepé, opté por el riesgo, el valor, pero nunca opté por la resignación, y comprobé por mí misma, que la vida es una contínua elección de sendas y caminos que sirven para enseñarte la mejor lección que la vida viene a regalarte.

¡Eso es!, realmente la vida es un regalo, y las personas que conoces a lo largo de tu camino también lo son. Siempre, en todas ellas intento buscar algún reflejo, algún secreto que me puedan desvelar, y verdaderamente siempre encuentro algo maravilloso. Recuerda que cada paso que das, cada cosa que haces, cada palabra que pronuncias, es una obra tuya, es tu creación. Cuando sonríes estás creando, cuando das un abrazo también estás creando, cuando escribes una carta tambien.

Vivir intensamente es la forma más completa de crear, porque tú construyes tu vida momento a momento, y en esa sucesión de instantes, estás creando la obra más bonita que puede realizar alguien, y esa es la obra maestra de tu vida.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *